Residencia CND

“En Madrid investigamos y jugamos con la esencia que define al intérprete,
aquella que lo hace honesto y verídico. Buscábamos el movimiento interno que subyace bajo la propuesta del movimiento.
Ahí empezó todo el nuevo imaginario de La Taimada.”

Olga Álvarez

Un beso contiene mil historias… ¿Pero qué hay detrás? ¿Qué esconde una mirada?
Sabemos que el cuerpo se suspende y que la cuerda se tensa.
Dos almas quedan congeladas en mitad de una tormenta de deseos contrapuestos.
El espectador excitado, molesto, atraído e incapaz de apartar la mirada, se aparta silenciosamente.
Un beso rasga el embrujo de esa eternidad.
La lucha es un juego de poderes y voluntades. Ver dos cuerpos presionados, empujándose,
con intenciones reales, siguiendo el impulso de la confrontación y sin ceder nunca,
devuelve al espectador a una cierta inocencia.
El propósito de una pelea es muy simple: ganar al otro.
Cuando el cuerpo enérgico del bailarín se deshace y cae,
cuando se pierde y desorienta en su propia perplejidad; hablamos entonces de ruptura.
Cruel y hermosa captura de una instantánea de ese desgarro emocional.
Surgido del abismo un hombre intenta componer un cuerpo roto y desamparado.
Con indecente torpeza lo transporta, lo examina, lo intenta recomponer. En realidad,
lo que parecía torpeza es ineptitud y maltrato.
Ante la fragilidad de un cuerpo inerte, esta ineptitud física y emocional del hombre
descompone al que mira, ofreciendo una imagen patética de amor, de pérdida y de voluntades rotas.

EQUIPO DE TRABAJO

Coreógrafa
OLGA ÁLVAREZ

Intérpretes
ANGIE MAS & NICOLAS RICCHINI

Producción Ejecutiva
ANNA IGLESIAS

Fotografía
EVA PLANAS

Producción
LA TAIMADA

Realización Audiovisual
JORDI CABESTANY

Producción Audiovisual
CENTSET

Residencia
CND – COMPAÑIA NACIONAL DE DANZA
AJ. VILAFRANCA DEL PENEDÈS – SERVEI DE CULTURA