Multiplicidad de miradas

MÚLTIPLES
Texto de la directora

“Me encuentro ante ellas y me abren las puertas. Gerona es una ciudad adormecida por el calor del verano. El sol calienta las sillas y los bancos de piedra. Las casas están a salvo de un sol que cae vertical y que se recorta con nuestras palabras.

Ellas son dos que parecen una, pero siguen siendo dos, y es muy probable que sean algo más que dos. Siento como aquí -igual que en todas partes- las casas esconden la vida y ellas me la devuelven recortada a pedacitos. Sus palabras esconden recelos delicados. Ellas se sinceran con precaución, pero lo que me dan son palabras vivas y lacerantes como ellas mismas. Son como dos fieras enjauladas y semisalvajes que esperan pacientes dentro de la ciudad adormecida.

“No hay agua, cuando se supone que de una fuente sale agua. De estas cosas me quejo, de todo aquello que debería ser y no es”. “Odio las esperas, me incomodan… Las esperas, como un dolor, te acompañan allá donde vayas.” Gerona espera con la boca abierta por el calor, abriéndose con sus piedras y sus calles asfaltadas como una lengua caliente que devuelve las sombras que se esconden detrás de las calles. Ellas -como las piedras- se calientan y se enfrían al sol. Y la vida vuelve dentro de las casas, escondida, con todo su dolor, con toda su verdad, con toda su belleza.”

 

Olga Álvarez, Dirección de MÚLTIPLES
Cia. Impás
Temporada Alta 2016